Quartz propone siete puntos, bastante bien asentados sobre los futuros problemas a los que se enfrenta Intel por llegar tarde al mundo móvil.

Si que son puntos más bien “posibles”, pero no definitivos. El primer punto, “los PC están siendo menos relevantes” es algo muy cierto, las tablets y smartphones están comiendo el terreno de los PC. Que tienen un problema en el apartado móvil es algo conocido, solo han logrado un par de socios en smartphones, pero también es preocupante el ataque de procesadores ARM al mundo de los servidores.