Rocio Ayuso en El País, poniendo como ejemplo a Batman, “The Dark Knight Rises”:

En un momento en el que el cine continúa su lucha por ganar espectadores y en contra de la piratería, y cuando la gran esperanza depositada en el 3D parece perder fuerza, son cada vez más las voces que defienden el IMAX como la única forma de ofrecer al espectador una experiencia cinematográfica que solo podrá vivir en el cine.

Oh, vaya, ¿qué el 3D no ha salvado a la industria del cine? ¡Que sorpresa!

Esta nueva moda de hacer películas 3D no se trata de hacerla más emocionante, eso se hace con buenos guiones, el 3D en el cine esta impuesto por productoras por una sola razón: evitar la piratería. Y han fracasado estrepitosamente.

Y no vamos a empezar a hablar de lo que para mi ha sido uno de los mayores timos en la tecnología de los últimos años: “el 3D en casa”. Empezaron vendiendo pantallas caras con sistemas 3D malos, después llegó el problema de las hadas (muy caras), luego que si las gafas no eran compatibles con otras marcas, después llegaron a la conclusión que había que crear un estándar de gafas 3D… ¡¿para qué si no hay buenas películas en 3D?! El único sentido del 3D en un televisor es para videojuegos, y solo PlayStation 3 tiene una lista interesante de juegos compatibles con 3D (aquí la de Xbox).

Entonces, ahora todas esas pequeñas salas de cine que compraron equipos 3D, ¿qué van a hacer? Tendrán que tragar con ello e invertir en equipación IMAX (quen en España hay poquísimos).