Gente

David Kushner de Rolling Stone ha encontrado al creador de Flappy Bird, Dong Nguyen. En una entrevista de tres páginas habla de dónde viene y la fama que ha logrado su juego en tan poco tiempo.

Del artículo, me quedo con esta parte.

Me pasa su iPhone para que pueda revisar algunos mensajes que ha guardado. Uno es de una mujer castigándolo por “distraer a los niños del mundo.” Otro lamenta que “niños de 13 años en su escuela rompieron sus tele´fonos por tu juego, y siguen jugando porque es adictivo como el crack.” Nguyen me comenta sobre emails de trabajadores que han perdido sus trabajos, una madre que ha parado de hablar con sus hijos. “Al principio creía que eran bromas”, comenta, “pero me di cuenta que perjudicaban a sí mismos.”

Si hay algo de Flappy Bird que realmente me molesta, es que demuestra lo absurda que es esta sociedad que es capaz de obsesionarse con algo tan simple como un juego para móvil.

Seguro, la historia de Flappy Bird es digna de estudio. Un juego extremadamente simple que tras meses en la App Store, nadie sabe bien como, se convierte en un fenómeno viral y ante la presión ejercida por su creador, decide eliminarlo.

Pero ese párrafo… Gente culpando al creador de un juego de sus problemas, de sus adicciones, de su flaqueza como persona.

Que asco de gente.

Si alguien ha perdido su trabajo por jugar demasiado a Flappy Bird, es la clase de persona que no debería tener ese trabajo. Si una madre deja de hablar con sus hijos por un maldito juego, bueno, me ahorro los calificativos. ¿Pero culpar al creador de un juego por tus problemas mentales? ¿Estamos locos?

Aun hay partes de la historia de Flappy Bird que no me creo, dentro de mi propia paranoia, creo que lo retiró ante una posible demanda por copiar elementos de Nintendo. Pero esto es algo que nunca sabremos.

Mapa de los proyectos de Kickstarter que lograron sus fondos

Este mapa de datos creado por Miles Grimshaw visualiza los proyectos que lograron todo el dinero que se pedía en Kickstarter, en conmemoración de los mil millones de dólares alcanzados recientemente.

Este otro mapa es más interesante, muestra los proyectos en el mapa pero por categorías. Puedes hacer zoom a un país y comprobar que tipo de proyectos son más famosos.

David Carr, en NYT:

And what a feast. Right now, I am on the second episode of Season 2 of “House of Cards” (Netflix), have caught up on “Girls” (HBO) and am reveling in every episode of “Justified” (FX). I may be a little behind on “The Walking Dead” (AMC) and “Nashville” (ABC) and have just started “The Americans” (FX), but I am pretty much in step with comedies like “Modern Family” (ABC) and “Archer” (FX) and like everyone one else I know, dying to see how “True Detective” (HBO) ends. Oh, and the fourth season of “Game of Thrones” (HBO) starts next month.

Esto es bastante cierto, la producción de televisión en EE.UU. ha vuelto a ser tan buena, que es casi imposible mantenerse al tanto de todas las series que están saliendo, porque muchas son realmente buenas, pero el tiempo es limitado.

La nueva edad de oro de la televisión norteamericana está provocando que los actores de cine vean cada vez mejor las producciones de televisión por complejidad y calidad de las mismas. Como bien dijo Kevin Spacey, ¿qué es un show de TV? ¿Se puede definir simplemente por durar X minutos? ¿O por la cinematografía? Las nueva series son películas cortadas en tramos de 50 minutos.

Existe tantas buenas series que realmente es difícil no caer en la tentación de empezar una nueva temporada de alguna de ellas, aunque intentes alejarte cada vez más de la TV comercial y pasar más tiempo en otras tareas.

Increíble entrevista a uno de los pilotos que logró pilotar uno de los aviones más bonitos, rápidos y secretos del mundo: Lockheed SR-71 Blackbird.

Es uno de los aviones más rápidos jamás fabricados (completamente a mano), con muchos meses de verificaciones y pruebas para los pilotos y un secretismo extremo durante años. Era capaz de ir durante horas a máxima velocidad Mach 3 (más de 1.000 km/h).

Due to the “access token limit” imposed by Twitter since August 2012, we are preemptively sunsetting MetroTwit due to technical limitations of Twitter’s API which may prevent existing users from accessing the app after the limit has been crossed.

Twitter controla su plataforma y la muerte de MetroTwit es otro ejemplo de como a Twitter no le preocupa mucho las aplicaciones de terceros.

Últimas cifras de Gartner sobre venta de tablets, por fin los fabricantes de Android han tomado la delantera al iPad (en nº de ventas, claro).

Era absolutamente inevitable, de la misma forma que ha pasado con los móviles, una sola marca con dos o tres modelos de iPhone no puede competir con –literalmente– cientos de marcas que fabrican varios modelos, en ocasiones docenas de modelos, de smartphones con Android.

El momento en el que el iPad no puede competir en número de ventas con las tablets Android ha llegado y desde ahora la cuota de mercado de Apple con el iPad, comparando todo el mercado Android, se hará más pequeño.

¿Qué importancia tiene esto? Bien, si se compara de forma global en un iOS vs. Android, ninguna. Lo único interesante que se podrá lograr ver es una comparación de modelos por marcas, es decir, **Apple iPad vs. Samsung Galaxy **(inserte aquí alguno de la media docena de tablets que Samsung tiene).

Duante 2013 se vendieron 120,9 millones de tablets con Android, 70,4 millones de iPads y tan solo 4 millones de tablets con Windows, lo que no es una gran noticia para Microsoft. Sí, es tercer ecosistema en tablets, pero prácticamente nulo en comparación.